Archivos de la categoría ‘Personas’

h1

Y al que no le guste…

octubre 10, 2008

Me miran raro porque aunque llueva torrencialmente, si no llevo paraguas, no me paro. Sigo adelante empapándome la ropa, el pelo y los pies mientras la gente espera en los portales, bajo los techos, dentro de las cafeterías. Pero no se les ocurre que voy directa a casa y en cuanto llegue me quitaré la ropa mojada y me ducharé con agua caliente, ni que después de un día de trabajo lo último que necesito es que nada ni nadie me siga reteniendo donde no quiero estar, o que caminar por los jardines de Pereda con el cielo luminoso de las siete y media de la tarde, las gotas incesantes, el suelo limpio y reluciente y nadie a la vista es toda una delicia. O que igual son ellos los que se asustan por una tontería y no es que yo actúe como una aventada.

Lo mismo ni me están mirando. Igual es por el cansancio que provoca tanto sueño atrasado.

h1

A Javi

octubre 10, 2008

Javi era mi claro favorito, de entre los downs y los no downs. Dicen que era mi favorito porque yo también era su favorita, y seguro que es verdad.

El mimado y señorito Javi, al que había que separarle la comida, porque no tomaba lo mismo que el resto, que se quejaba (con razón) de que las monitoras no le trataban como se merecía, que no dejaba sus crucigramas ni de día ni de noche.

El lúcido y entrañable Javi. La persona que siempre tenía una palabra de cariño que dedicarme, que durante las duras jornadas de un trabajo que detestaba y una situación que detestaba aún más, me dedicaba amplias sonrisas desde su asiento, llenándome de alegría.

El Javi de las carcajadas interminables. Que esa noche cantó Bailar pegado” en el karaoke y me la dedicó con una emoción tan limpia y sincera como sólo saben transmitirla quienes están necesitados de mucho más afecto y comprensión que el resto.

Dicen que se va a casar. Ojalá sea cierto, porque desde que le conocí, ese era su mayor deseo. Suerte, Javi.

h1

Premio “Weblog Brillante 2008″

agosto 22, 2008

Es un orgullo egocéntrico hacerme eco de un premio que me ha sido otorgado en el blog Cosas y accesos de furia, del prometedor cineasta Lasaga, que habiendo realizado ya unos cuantos trabajos audiovisuales incendiarios y con mucha personalidad, comparte a través de este espacio sus avances en el mundo del cine, así como sus opiniones sobre diversos temas, siempre con una visión ÚNICA, con mayúsculas: 

1- El premio al blog de variedades más impredecible es…

para LAUDREY.WORDPRESS.COM por tener un gusto tan exquisito a la hora de redactar, escoger ciertos temas, reflexionar sobre ellos y ser una persona tan especial e imprescindible para mí.

 Las normas del juego son:

1- Una vez se te avisa de que se te ha otorgado la nominación, si aceptas el premio debes colocar el logo del premio en alguna parte de tu blog; hacer una entrada sobre ello, donde hables sobre el blog que te ha nominado.

2- Debes poner un enlace en tu blog al que te ha nominado (si es que no lo tienes ya).

3- Debes nominar al menos a otros 7 blogs que aún no hayan sido nominados nunca, y deberás avisarlos dejándoles un comentario en la última entrada que haya publicado cada uno de ellos. También deberás poner un enlace en tu blog a cada uno de ellos (si es que no lo tienes ya, como antes).

Y mis ganadores,  es decir, los blogs que más disfruto leyendo, de acuerdo con las normas anteriores, son:

- Xuntaletras. Por su sensibilidad, por su empatía y por su amor por los libros y la corrección ortográfica

- Un respeto a los clásicos. Por sus rescates del olvido colectivo

- Un mundo de locos. Porque me encantan sus fragmentos de vida numerados, breves e intensos

- Oh!. Porque me río leyendo sus experiencias como estudiante de la siguiente generación

- No te lo crees. Por su diversidad mitómana

- Lo que dice Candela. Por sus relatos, por ser tan ochentera e irlandesa y por lo bien que escribe

- La caja tonta. Por querer tanto a la caja lista

- Lady Filstrup. Porque es IMPOSIBLE que exista un blog más completo sobre Bruguera y los actores españoles de antes

- El blog de Randy. Porque me hacen mucha gracia sus descripciones numeradas y detalladas de todo tipo de asuntos frikis

 

Espero que os haga un poco de ilusión la opinión de esta lectora casi fiel

Premio para "Nando y los Cortos"

h1

Y a ninguna le interesa

junio 3, 2008

Juan, el portero del edificio en el que está la redacción donde trabajo, se ha jubilado.
 
Cuando empecé a trabajar aquí, el que era mi compañero, me lo pintó como un facha vejete pero majo al que le seguía el juego por tener alguien con quien hablar en los descansos para fumar. Así que me acerqué a él con recelo, consciente también de la mala leche con la que le describían.
 
Y era cierto lo de su fuerte carácter, nos reñía por dejar los baños sin cerrar o nos hacía bajar por el ascensor si estaba fregando las escaleras. Pero enseguida me di cuenta de que su único objetivo era cuidar del edificio y de la gente que trabajamos en él. Que ningún extraño se colara con aviesas intenciones, que siempre encontráramos el portal reluciente, que no faltara papel higiénico, que cuando a alguien se le olvidaran las llaves, él tuviera una copia y así echarles un cable… Su simple presencia me causaba una agradable sensación de seguridad.
 
Pero para mí, lo más importante era su conversación. La única persona con la que intercambiar palabras en muchas mañanas solitarias, con sus bromas sobre las juergas de orujo que me traigo (con mis botellas de agua, claro) al traernos el correo, alguien que siempre me saludaba con una sonrisa y una palabra amable, al entrar y al salir, que no tenía reparos en compartir retazos de su vida conmigo, una vida repleta de trabajo y, contrariamente a lo anunciado, marcada por la lucha obrera.
 
Aunque, sin duda, lo que más echaré de menos será su costumbre de silbar melodías por los pasillos mientras limpiaba. Las notas de Candilejas o El beso, a lo lejos, en un piso en el que sólo se oye abrir y cerrar la puerta del ascensor, siempre me transmitían buenas vibraciones.
 
Llevo 10 meses viéndolo a diario y me ha dado mucha pena despedirme de él. En el cuarto de contadores, mientras enseñaba sus trucos al nuevo, he bajado a desearle que disfrute de su retiro, que lo merece y con una visible emoción en sus ojos, casi como de abuelo postizo, me ha dicho: “gracias por todo”.
 
Entonces no, pero ahora me pregunto por qué.
h1

Mucho sobre mi madre

abril 15, 2008

¿Cómo se le dedican unas líneas a la persona que te ha regalado la existencia? ¿Cómo se atreve alguien a intentar expresar en un medio tan limitado lo que siente por la persona más importante de su vida?

¿Explicando que desde que era niña se ha dedicado íntegramente al servicio a los demás? ¿Que tuvo que disfrutar de una infancia más corta de lo deseable porque así la obligaron sus circunstancias? ¿Que las carencias de su niñez le hicieron apreciarlo todo con más ganas y entusiasmo que la mayoría de la gente? ¿Que las duras pruebas que le ha puesto la vida la han convertido en la resistente mujer que es hoy?

¿Hablando de sus muchas cualidades? ¿De que no sólo sabe cocinar de maravilla, sino que se ocupa de que la alimentación de todos en casa sea equilibrada, de que a menudo encontremos platos al gusto de cada cual, de poner creatividad en la cocina y de lograr aún así no salirse del presupuesto?

¿De su maña para los trabajos manuales? ¿De que no sólo sabe arreglar dobladillos y cremalleras, sino que echándole imaginación puede diseñar disfraces? ¿De que la costura es para ella como un arte?

¿De que es difícil que no conozca un remedio casero para ese dolor/mancha/rotura? ¿De que sabe de tareas tradicionalmente masculinas como albañilería, carpintería o fontanería? ¿Y que encima se le dan bien?

¿De que nos cuida a todos como sólo una madre saber hacerlo, con esa eficacia y cariño que hace que te recuperes antes? ¿De que cuando se pone enferma no sólo no disminuye su ritmo diario sino que además se ocupa ella sola de ponerse bien?

¿De que se interesa por todo lo de sus hijas, empatizando hasta tal punto que puede convertirse en fan de un grupo que nos guste, quedarse despierta para grabar una película que nos interese o querer ver todas las fotos de nuestros viajes?

¿De que a pesar de haber sido literalmente apartada de los estudios su afán por aprender nunca ha cesado? ¿De que considera que siempre es un buen momento para conocer algo nuevo? ¿De que su cultura es muy superior a la que derivaría naturalmente de la educación que ha recibido?

¿De que trabaja por y para nosotras? ¿De que nunca se queja de sus maratonianas jornadas? ¿De que es capaz de trabajar en tres cosas diferentes por la mañana, llegar a casa, hacer la comida de todos, fregar y volverse a ir corriendo para hacer otra cosa por la tarde, descansar dos horas y seguir por la noche? ¿De que esto es estrictamente cierto?

¿De que nunca es buena ocasión para comprarse algo pero siempre buena para regalárnoslo a nosotras? ¿De que se preocupa tanto por sus hijas que tiene que recibir las malas contestaciones que en ningún caso deberían ir dirigidas a ella? ¿De que por su esfuerzo mi hermana y yo conocemos la vida universitaria fuera de nuestra ciudad? ¿De que nos ha otorgado toda la libertad del mundo?

Y en cualquier caso… ¿por qué hacerlo público para gente que ni siquiera la conoce? Entre otros motivos, porque mi madre es fan de mi blog…

Gracias

h1

“Genialidades”

diciembre 30, 2007

«Me pareció fascinante cómo, cuando estábamos hablando de cosas terrenales, tú, con la mirada perdida, exclamaste: “¡Tengo que hacer un experimento!” Porque así son los genios: su cabeza no está hecha para los temas cotidianos. Es por eso que te digo que no eres capaz de hablar de temas normales. Tú siempre en tu mundo…

Puede que fuera horrible para Gala (al menos al principio). O quizá su vocación era ser la pareja de un genio. Soportar sus locuras, sus injusticias, incluso sus vejaciones. Todo en pro del arte y la creación. Los genios son infieles, desastres para la cotidianeidad, egoístas, desordenados, incapaces de hacer una simple compra. Su mente está reservada para objetivos más elevados.

Así que se me ocurrió que quizá mi aportación al arte sea ser tu compañera, para ocuparme de todo eso. No estás hecho para la vida mundana, lo sabes, ni para tu tiempo ni para la realidad que vivimos. Igual es que tengo que ser como Ona y tener una hija como Geraldine…

Las mujeres de estos personajes han tenido que ser pacientes, soportar mucho y quererlos a pesar de todo. Para que se pudieran desarrollar. Inteligentes pero no creativas, dedicadas a fomentar el arte de ellos y recopilar su obra, guardarlo todo. Y es gracias a ellas que mucho se conserva.»

Odious and unpleasant child Arsecrack

dali.jpg

 Foto: Fragmento de Autorretrato, circa 1921, Salvador Dalí

h1

La venganza de la Petra

noviembre 29, 2007

Si escribiera tan bien como Reverte, lo podría haber firmado yo. Pero hasta que lo consiga, me conformo con reírme a carcajada limpia con sus acertadísimas palabras.

 El mundo se hunde y nosotros nos enamoramos. Ni los pantalones vaqueros respetan ya estos hijos de la gran puta. Antes era el color lavado o sin lavar, y ahora, el ancho de pata. Tendrían que ver ustedes la cara, mitad conmiseración profesional y mitad coña marinera, con la que me mira el vendedor. «Pues va a ser que no, señor Reverte –dice–. Esta temporada, todos vienen con dos centímetros más, por lo menos.» No puede ser, balbuceo con cara de panoli. Llevo el mismo ancho de pata, o de pernera, o como se diga, desde que el cabo Finisterre era soldado raso. Y busco los de siempre: normales, de faena. De toda la vida. «Pues es lo que hay –responde mi interlocutor–. La moda es la moda.» Y cuando, hecho polvo, dejo los pantalones y me dispongo a tomar el portante, añade: «Es que es usted un antiguo, señor Reverte».

Total, que salgo a la calle blasfemando de los vaqueros, de la moda y de quienes la inventaron, mirando para arriba a ver si cae fuego del cielo y nos vamos todos a tomar por saco con las patas anchas de los cojones; pero lo que cae es una manta de agua y todos van con paraguas, y cuando miro para abajo sólo veo tejanos de patas anchas, arrastrados, pisándose el dobladillo o el deshilachado, que ésa es otra. Y como el suelo está mojado, sus propietarios van empapados hasta las rodillas, felices de ir chapoteando, chof, chof, con sus pantalones a la moda de la madre que me parió. Sobre todo las propietarias, porque las perneras acampanadas les encantan sobre todo a ellas, cinturas bajas y pata de elefante, favorecidas y elegantes que echas la pota, amén del companaje para completar figurín. Que parece mentira que haya mujeres capaces de ponerse prendas que les caen como una patada en la bisectriz, sólo porque el modisto de moda necesita trincar cada temporada y Victoria Beckham –esa especie de Ana Obregón vestida de Sissi Emperatriz por el estilista de Barbie, o viceversa– sale en el ¡Hola!

Pero así funciona el asunto, creo. A Roberto Pastaflori, a Danti y Tomanti, a Rodolfo Langostino o a cualquier otro modisto puntero, o diseñador, o como carajo se llame ahora el antaño honorable gremio de la sastrería, se le ocurre una imbecilidad para epatar en la pasarela de Milán, verbigracia, que los hombres lleven la bragueta abierta con calzoncillo de camuflaje multicolor, que las mujeres usen ropa de minero asturiano y se calcen un pie con zapato de tacón aguja y el otro con sandalias apaches, o lo que sea, y no les quepa duda de que, durante los meses siguientes al desfile correspondiente –páginas de Cultura de los periódicos, ojo–, todo cristo, ellos y ellas, irán, o iremos, por esas calles con la bragueta abierta dos palmos lanzando pantallazos fosforito, los pavos, y las pavas con casco del pozo María Luisa y cojeando a la moda divina de la muerte, tacón, sandalia, tacón, sandalia, encantados de habernos conocido. Y si sólo fuera indumento, todavía. Los arcanos de tales dictaduras, alegremente aceptadas, son muchos e insondables. Pero ahí están, y vienen de antiguo. Todo empezó a fastidiarse, sospecho, el día en que la primera marquesa gilipollas –francesa, supongo, la Pompadour o una de esas zorras– hizo sentarse a su mesa, dándoles conversación, a su modisto, a su peluquero y a su cocinero.

También albergo otra sospecha tenebrosa, que tiene que ver –usando una perífrasis delicada que no alborote mucho el gallinero– con las distintas aficiones y posturas de cada cual respecto al acto venéreo. Dicho de otro modo: lo que abunda entre los modistos no es el estilo camionero tipo Rusell Crowe, sino más bien el Chica Tú Vales Mucho. Pensaba en eso el otro día, hojeando un reportaje sobre quienes dictan la moda de nuestro tiempo. Las fotos eran reveladoras: Jean Paul Gaultier con botas de piloto intrépido acordonadas hasta las rodillas, jersey malva y pantalón de reflejos violetas, John Galiano con melena rubia y rizada hasta la cintura, sombrero de gánster, fular blanco y camiseta negra de pico, Valentino peliteñido, clásico y sobrio como la vida misma, Karl Lagerfeld –aparte esa pinta simpática que tiene, el jodío– con botas de montar, cuello duro, una sortija en cada dedo, una calavera en la corbata y una cadena de bicicleta a manera de cinturón. También venían un par de fulanos más cuyos nombres no retuve, uno con gomina amarilla y las rótulas depiladas asomándole por agujeros de los vaqueros, y otro vestido de Isadora Duncan que iba montado en patinete. Para mí, deduje tras mucho mirarlos, lo que son estos fulanos son unos cachondos. En el fondo –y en la forma– odian a las tías. Y se están vengando.

(Arturo Pérez-Reverte, abril 2007)

wpkay.jpg

Foto: dibujo de Sarah Kay

h1

Madrid, qué hermosa eres (si te muestran las Rodríguez)

noviembre 14, 2007

Este fin de semana tenía una importancia especial. Porque aunque alguno y/o alguna no lo viera así, se trataba de consolidar algo. De ver si esos bucólicos veraneos compartidos durante nuestra infancia gracias a unas raíces comunes, si esos juegos y locuras que en algún tiempo lo fueron todo, si una amistad nacida de las vacaciones elegidas por la generación que nos precede, esa que compartió su niñez también, si todo aquello podría consolidarse fuera de allí, en un lugar más urbano, más “real” por cercano a nuestras vidas diarias.

Y creo que estamos de acuerdo en que por fin, ese paso se ha dado.

Seguramente ha ayudado mucho la acogida que nuestras madrileñas nos han brindado, preparándonos una estancia de lujo en una suite repleta de golosinas, pamelas y detalles, el chalet laberíntico e interminable decorado con preciosos cuadros en el que nos hemos quedado, visitas casi exhaustivas por bonitos rincones de Madrid, un montón de viajes divertidos en metro, bus y tren, unas mascotas de lo más cariñoso (y ambiguo), desayunos, comidas y cenas enormes, cantidades industriales de fotos en todo tipo de poses y ubicaciones, una abuelita entrañable y unos padres increíblemente atentos.

Pero sobre todo,
una Ruti a la que se le ocurrió una idea genial y la llevó a cabo con su vitalismo de siempre,
una Leti preciosa que es, más que nunca, el complemento perfecto de su hermana y una anfitriona inmejorable,
una Beúx serena y generosa que haga lo que haga siempre contribuye a crear buen ambiente,
un Sergio que, a pesar de todo, pasó el día con nosotras y nos deslizó por El Retiro,
una Diana con la que compartir confidencias existenciales en los largos viajes en autobús,
y un Rodri-chófer de excepción.

Gracias, Ruti.

madridwp.jpg

Foto: Diana, Leti, Beúx, Giuco, yo y Ruti poniendo a prueba el automático.

h1

Gorka

octubre 30, 2007

El día que me dijeron que iba a vivir con nosotros, no me hizo ninguna ilusión.

En esa época yo acababa de comenzar el segundo ciclo de una nueva carrera y estaba tratando de integrarme en una clase ya organizada, con el estrés que eso supone. Agradecía haber encontrado más gente que provenía de otros estudios (finalizados o no) y habernos unido frente a aquellos “pequeños” extraños.

Además, me acababa de trasladar de residencia estudiantil. El asfixiante piso del año anterior había sido sustituido por un caserío (o baserri) regentado por un ladrador y poco mordedor euskoparlante entrado en años que se resistía a dejar demasiadas horas su querida propiedad en manos de estudiantes revoltosos y poco duchos en labores de horticultura.

Los dos pisos del baserri alojaban ya a nueve jóvenes, encontrándonos Manu y yo, junto a una pareja de asturianos-mexicana (ella) en la parte superior de la vivienda. Un madrileño y cuatro vascos -muy vascos- vivirían en su propia casa debajo de nuestro suelo. La convivencia con los artistas del piso de arriba -siempre rodeada de artistas- prometía ser apacible y cargada de la necesaria independencia.

Pero se ve que no era suficiente. Cuando toca asimilar novedades, toca. Creo que fue durante una comida en la universidad que Manu me anunció, entre sorprendido y encantado, que el caserío acababa de hacer un nuevo fichaje para el piso con una habitación libre. El nuestro, claro. Se trataba de una versión -artista también, por supuesto- de Homer Simpson en carne y hueso, me decía, que había llegado a la casa con sillón y no cerveza, sino coca cola, incoporados. Sólo me faltaba eso, no tenía suficiente lío en la cabeza ya, como para tener que soportar a lo que podía resultar un compañero de piso latoso e indolente.

Mi acercamiento a Gorka fue receloso y lento. “Éste va a ser de los que da mala fama a los de Bellas Artes”, pensaba yo. Y es que no sólo era un hombre a una coca cola pegado (con pajita incluída), sino que además tenía otros hábitos harto peculiares: desde preparar arroz en el microondas (sí, agua, arroz y al microondas, copyright Gorka 2003) hasta ser experto en programas del corazón, pasando por extraños horarios que incluían levantarse por la mañana para bajar a desayunar al pueblo (a una considerable distancia) y regresar al caserío para meterse en la cama de nuevo.

Poco a poco me di cuenta de que sus costumbres no sólo no hacían daño a nadie, sino que eran de lo más interesantes. Los horarios de Gorka eran distintos a los de todo el mundo (o casi todo el mundo, ¿verdad, David?), pero él tenía sus motivos y prioridades; comía y bebía de manera extrañamente selecta pero respetaba la alimentación (y los alimentos) de los demás, no es que supiera solamente de temas del corazón, sino que se podía hablar con él de cualquier cosa y era un experto en cine y música exento de snobismo; trasnochaba casi todos los días y eso permitía tener charlas de lo más variopintas (desde David Lean hasta Víctor Elías pasando por las experiencias vitales de cada uno) con él cuando no había que madrugar; empleaba su ritmo propio hasta para la limpieza de la casa pero obtenía resultados impecables y no es sólo que no fuera conflictivo, sino que además su simpatía y tolerancia contribuían al buen ambiente entre los compañeros.

Mis prejuicios y desconfianza se evaporaron completamente ante este peculiar ser, sobresaliente guionista, realizador inimitable -capaz de rodar él solo un increíble cortometraje de acción-, sereno intérprete, eficiente crítico -sus opiniones acerca de nuestros trabajos para clase no tienen desperdicio-, pero sobre todo una persona distinta, independiente pero no huraño, divertido pero no cargante, que vive la vida a su manera, sin pedirle nada a nadie y actúando según su criterio, cuya presencia es siempre motivo de alegría y cuya originalidad se echa mucho en falta.

Una conversación con Gorka siempre trae respuestas inesperadas, datos increíbles y hasta valiosos consejos. Un rato con él son risas aseguradas. En un mundo repleto de imitaciones baratas, la particularidad afable de Gorka es una bocanada de aire fresco. Aunque mi desconfianza me hiciera tardar en respirarlo.

foto de lagape en 30/10/07

Foto: Gorka, by Carlos

h1

No

septiembre 13, 2007

CUESTIONARIO DEL NO

01.- Lugar: ciudad, país, pueblo, paisaje…
No se me ocurre ningún lugar al que tenga manía especial. Las aglomeraciones no me suelen gustar nada excepto para los conciertos, así que por ejemplo las playas de Santander llenas de turistas, que pierden mucho encanto

02.- Comida
Las alubias, la coliflor, el chorizo, el pepino, la mayoría de frutas…

03.- Bebida
La mayoría de las alcohólicas

04.- Pintor o su obra
Goya es un poco gore para mi gusto. Y luego la pintura románica con esas proporciones raras y todo temas religiosos, por decir otro estilo… tampoco es mi favorita

05.- Libro o autor
Me temo que sólo recuerdo el título de los que me han gustado

06.- Película o género
Acción, bélico, gore

07.- Cantante o grupo y canción
La Pantoja y su manera de interpretar, por ejemplo. Y eso que no soy anti-folclórica, pero ella me carga

08.- Género musical
Música latina (salsa y todo lo relacionado) y heavy metal

09.- Película reciente
Ufff, diría muchas… Moulin rouge, El otro lado de la cama, Closer, El señor de los anillos

10.- Película clásica
Brigadoon por ejemplo me decepcionó

11.- Prenda de vestir
¡¡Los tacones!! Pero tampoco me gustan las blusas, por decir otra

12.- Estilo o forma de vestir
En general, lo que está de moda

13.- Color
Negro quemado

14.- Número
El 7 nunca me ha gustado demasiado

15.- Costumbre, acción o manía de la gente
Borreguismo (léase “seguir la corriente”) en todas sus vertientes

16.- Uniforme
El de guardia civil

17.- Profesión
Periodista deportivo o rosa…

18.- Personaje actual
Ese ex del ex de la hermana del sobrino de aquel amante secreto que tuvo el hijo indeseado de una famosa, a cuenta de la que viven unos pocos parásitos

19.- Personaje histórico
Hitler… típico pero es que…

20.- Tarea del hogar
Fregar

21.- Actor español
Los del grupo de UPA Dance

22.- Actor extranjero
Orlando Bloom, por decir uno de taaantos

23.- Actriz española
Natalia Verbeke

24.- Actriz extranjera
Melissa Joan Hart o Natalie Portman

25.- Hora del día o de la noche
La de levantarse, desde luego

26.- Programa de televisión
Los concursos estilo 50×15 me rallan. Para sacar algo en limpio de ahí te tienes que tirar horas aguantando las chorradas del presentador

27.- Deporte
Para practicar yo, no aguantaba hacer el pino en el cole, y para el fútbol soy nula.
Para ver, casi todos me aburren

28.- Monumento (se supone que famoso o histórico)
Hay una escultura en la península de la Magdalena bastante fea… no se me ocurre nada más

29.- Edifico actual (lo mismo que el anterior)
El Palacio de festivales de Santander es horrible (por fuera)

30.- Anuncio de televisión, prensa o radio
No me fijo mucho, pero los de detergentes suelen ser malos

31.- Revista y/o publicación de cualquier tipo
Las revistas especializadas en Economía, por ejemplo

32.- Una de tantas cosas que se ponen de moda
Decir “flaman” o escribir mal a posta ya en todas partes

33.- Fruta
Detesto el melón. Las fresas tampoco me gustan, ni la sandía, ni casi ninguna fruta. La mayoría sólo las tolero

34.- Sabor de helado
La vainilla no es lo mío

35.- Calzado
Los zapatos que tenía que llevar con el uniforme (horribles) y los de tacón de aguja

36.- Flor
Unas que huelen como a miel y son super pegajosas, no sé el nombre

37.- Día de la semana
Domingo

38.- Mes
Días de cada uno, ninguno en concreto

39.- Un momento de tu vida
El día que supimos que Rubén se había ido

40.- Un año en tu vida
El último de mi abuelo, con demencia senil

foto de lagape en 13/09/07

Foto: la foto que tuve durante años en la carpeta del cole

h1

Los amos de la oscuridad

septiembre 11, 2007

Por las noches se opera un fenómeno en la ciudad cuya percepción del mismo varía mucho según se forme o no parte de la fiesta nocturna del día en cuestión.

Los amos de la oscuridad son los dueños de la ciudad sin luz del día en las vísperas de festivo. Uno puede ser temporalmente amo de la oscuridad si sale de fiesta y sobre todo si se vuelve a casa a las tantas de la mañana. En este caso no hay problema, se siente uno seguro al amparo de la clase dominante.

Pero la situación cambia radicalmente cuando no se forma parte del jolgorio y se ha de compartir espacio y tiempo con ellos. Si se viven esas horas de retirada desde fuera, uno se convierte automáticamente en antagonista de la banda. El gesto sereno, el andar firme y la ropa recién sacada del armario son características contrarias a las de lo amos de la oscuridad, con su expresión perdida, pasos titubeantes y vestuario manchado tras varias -y diversas- copas. Esos rasgos delatan. Y parece existir una rabia unilateral hacia ellos por parte de los nocturnos.

Últimamente y tras varias experiencias nefastas en mis encuentros con alguno de esos ejemplares a horas intempestivas, cuando trataba de desplazarme por la ciudad, me encuentro inevitablemente buscando para esos movimientos la hora en la que caduca el reinado de los amos de las oscuridad, la hora en la que ya no son la especie predominante, en la que puede que sigan pululando, pero la masa de gente que comienza su día y no lo continúa sin prisa por terminarlo, es ya más poderosa que ellos.

Odiosa amenaza, que cada vez más es, tristemente, miedo.

foto de lagape en 11/09/07

Foto: Cigüeñas en Gramedo (Palencia), by Suspe

h1

Que con fiel anhelo libres ya

septiembre 10, 2007

Leí este test en el blog de lalalá y no me he podido resistir a hacerlo. Os invito a que sigáis la cadena, si os gusta. A mí es que me encantan estos textos con preguntas para contestar mediosuperficialesperodefinitoriasdelapersonalidad.

Y amenazo con publicar más…

* Si fuera un mes: julio
* Si fuera un día de la semana: viernes
* Si fuera un animal: rana
* Si fuera un planeta: el planeta imaginario
* Si fuera una hora del día: once de la noche
* Si fuera una bebida: horchata
* Si fuera un instrumento musical: laúd
* Si fuera una fruta: manzana
* Si fuera un sabor: chocolate
* Si fuera un olor: limón
* Si fuera un postre: helado
* Si fuera una comida: patata
* Si fuera un cd: My fair lady OST
* Si fuera una canción: Oh mamá papá
* Si fuera una asignatura: Literatura
* Si fuera un deporte: natación
* Si fuera un número: 3
* Si fuera una edad: 7 años
* Si fuera un color: granate
* Si fuera una ciudad: Santander
* Si fuera un invento: la enciclopedia
* Si fuera una película: Vacaciones en Roma
* Si fuera un actor/actriz: Audrey Hepburn/Rex Harrison
* Si fuera una carrera profesional: Psicología
* Si fuera un país: Irlanda
* Si fuera un sentimiento: comprensión
* Si fuera una virtud: empatía
* Si fuera un defecto: introversión
* Si fuera un personaje histórico: Jesucristo
* Si fuera un artista/banda: Mocedades
* Si fuera una obra de arte: Cisnes reflejando elefantes
* Si fuera un libro: Hugo, el niño en sus mejores años

foto de lagape en 9/09/07

Viajar al pueblo en una fecha tan señalada es extraño. Entrañable a la vez que triste. Las ausencias son numerosas y cada uno de los presentes tiene a quien extrañar. Pero no podemos dejar que la celebración de la Virgen del Valle se pierda en el olvido. Se lo debemos a ellos. Porque era su gran fiesta.

En cualquier caso el fin de semana ha sido completo. Viajar al lado de Jesús, celebrar el cumple de la mamma mia en grand comité, oír a desconocidos -no por más tiempo- alabar su estilo bolero heredado del abuelo, las conversaciones de mi padre con la gente del pueblo, el afán recolector de los Pérez, disfrutar de Ruti por fin, comprobar el talento de una Diana empeñada en revivir a Vallespinoso, bailar en la verbena ¡en la plaza! y escuchar a Carlitos lengua-de-trapo sus largos discursos.

Completo 

michael-ende.jpg 

Fotos:
Country lane, de Jim Warren. Pura armonía
. Michael Ende, uno de mis escritores favoritos. Por El ponche mágico, por Momo y por La historia interminable, entre otros.

———–

- Qué, ¿qué pasa? – dijo el hombre gris, enarcando las cejas – ¿Todavía no estás contenta?. Vosotros, los niños de hoy, sí que sois exigentes. ¿Quieres decirme qué le falta a esa muñeca perfecta? Momo miró al suelo y reflexionó.
- Creo – dijo en voz baja – que no se la puede querer.

h1

Permanezca en sintonía

agosto 9, 2007

¿Será cierto que podemos llamar a las personas con la mente? ¿Que pensando mucho en alguien conseguimos verle/soñar con él/que nos llame? Yo cada vez estoy más convencida de que es así… Que después de acordarme de Beku para quedar con ella en Torre después de meses y no lograrlo porque se ha cambiado de teléfono y de e-mail nos encontremos en las fiestas de Suances…

Pensamientos:

- Mi reino por no terminar siendo una de esas señoras apolilladas que se tiran la tarde en una terraza del Paseo Pereda

- Odio que pasen los días y contemplar la indolencia de la ciudad

290736961_dce2c6dfcdreducida.jpg

Foto: Mi Mafaldita en un pequeño homenaje a esas madres que se preocupan de que sus hijos/as estén bien alimentados/as y aún así tienen que aguantar quejas por la comida…

h1

En verdad os digo que el adiós no existe

agosto 5, 2007

En verdad os digo que el adiós no existe:

Si se pronuncia entre dos seres
que nunca se encontraron,
es una palabra innecesaria.

Si se dice entre dos que fueron uno,
es una palabra sin sentido.

Porque en el mundo real del espíritu
sólo hay encuentros y nunca despedidas,
y porque el recuerdo del ser amado
crece en el alma con la distancia,
como el eco en las montañas del crepúsculo.

Khalil Gibran

 ___________________

Hola,

Posiblemente te extrañe el hecho de que te escriba, o quizá no, pero lo cierto es que no se me ocurre otra manera de dar salida definitiva a la conmoción que se ha apoderado de mí desde hace ya unos cuantos días.

Tu partida nos ha pillado de sorpresa. Y es que aunque no creo que nadie nunca esté preparado para recibir noticias como ésta, las circunstancias de tu marcha, tan incierta y prolongada, nos lo han puesto especialmente difícil. Tardará en atenuarse el inmenso dolor que produce recorrer los lugares que frecuentabas y los que recorriste antes de marcharte.

Sé que tú y yo nunca nos hemos llegado a conocer -¿que hablamos, cuatro, cinco veces los dos a solas?-, pero siempre he presentido una simpatía y complicidad mutuas, motivadas, entre otras cosas, por esa idea que comparto: algunas de las personas apreciadas por la gente que se quiere son, inevitablemente, apreciadas por uno mismo.

Además, nuestras trayectorias han seguido caminos muy próximos, algo de esperar en una ciudad como la nuestra, pero especialmente curioso en este caso. No sólo compartimos vecindario, sino también campus, centro de estudios, amigos y numerosos viajes en autobús.

Contigo unos cuantos asientos delante o detrás comenzó mi aventura de estudiar en una ciudad extraña rodeada de gente extraña. Contigo como testigo silencioso comenzó la anteúltima etapa de mi vida. Y lo cierto es que formas parte de ella, a tu discreta y silenciosa manera. Nunca hasta ahora me había planteado cuánto.

Sólo cuando ocurren cosas así nos paramos a pensar en el valor que hechos tan cotidianos como saludar a alguien pueden tener. Me cuesta asimilar que no nos volveremos a encontrar en la cuesta que unía nuestras calles, que no volveré a intuir con certeza esa imagen tuya, con el flequillo aún húmedo, de camino para encontrarte con tus amigos.

Aún así, sé que jamás desaparecerá la mirada tímida que acompañaba la franca sonrisa de tus ”hasta luego”, la que me dedicaste, invariablemente, cuando nos saludamos por última vez.

Porque sólo desaparece aquello en lo que dejamos de pensar y aunque tu gente dice que no era fácil conocerte, todos coinciden en tu benevolencia. No me cabe ninguna duda, a juzgar por la cantidad de personas que nos hemos reunido anteayer para recordarte, de que para ellos seguirás siendo parte fundamental de sus vidas, como sin duda sigues siéndolo de la mía.

Por todo ello, hasta SIEMPRE, Rubén

x1pox_nvzrjvrcsfifeycdzvfzrkoojnztui9jbayvpjqoafrjl1ivfqoea2toyuncyypesp-foxqd6mmp2ajbtlqyx5sltrgqfsocu7upsfppw7nv9o6uuavpsdctxztdmmcvfwudikl8.jpg

h1

A veces los agujeros negros se llenan de golosinas

julio 26, 2007

blackhole.jpg

Un agujero negro es un objeto con un campo de gravedad tan poderoso que esa región del espacio se separa del resto del universo y nada, ni siquiera la luz visible que ha entrado en esa región puede escapar jamás. La falta de radiación electromagnética muestra el interior de los agujeros negros invisible, de ahí su nombre.

Curiosa fascinación me provocan este tipo de fenómenos del universo. Un poco similar a la que produce Futurama, que cada día me encanta más y más. La idea, los guiones, los personajes, y especialmente la diversidad de planetas y habitantes de esos planetas me tiene fascinada. Me gusta más que los Simpson…

Gracias, Madi, porque esa caja repleta de color, cariño, alegría y dulces simboliza la ilusión que insuflas por doquier…

h1

Just rattle your jewelry

enero 30, 2007

Ayer debía de tener el día cínico.

Porque normalmente cuando voy a conciertos de música clásica pienso (dependiendo del programa, claro está) que los jóvenes no saben apreciarlos, porque es difícil encontrar a alguien menor de 40 años en este tipo de actos que no sean los intérpretes o los acomodadores. Considero que ellos se lo pierden, porque así la música más sublime queda sólo para los oídos -¿más selectos?- de la gente mayor.

Pero ayer esperaba el comienzo de un recital de piano mientras algo dentro de mí bullía al observar el panorama de mi alrededor.

No podía dejar de preguntarme si la música de Prokofiev o Shostakovich se merecía un público tan encorsetado que me dio la sensación de convertir el concierto en la excusa para una rancia actividad social.

El salón estaba repleto de Cuquis, Pilucas y Pocholas setentonas con sus abrigos de piel y collares de perlas girando la cabeza en sus asientos para no perderse ninguna entrada en el lugar. Extrañadas porque “¡Oh! ¿Mari Puri no ha venido?” mientras arqueaban la ceja con disimulada satisfacción porque la ausencia de su “amiga” les daría nuevo motivo para el critiqueo: “¡Mari Puri no estuvo en el ciclo de Ciudades y Estilos! Sí, sí, como lo oyes… Pues qué raro, ¿no? Qué tendría que hacer más importante…”

Cuchicheos continuos entre los asistentes, ruido de dentaduras postizas -no, no exagero-, cabezadas, respiraciones, ronquidos… Desolador panorama para un programa que incluía la maravillosa musicación de Mussorgsky de Cuadros de una exposición, inspirados en la obra de Victor Hartman. Precisamente, una invitación a que la mente imagine las pinturas inspiradoras de tales melodías. Igual los que dormían buscaban una visualización más surrealista…

¿Me atrevería a aconsejar a mis amigos una actividad así? Rotundamente si de verdad disfrutan de este tipo de música ¿Es este el mejor ambiente en el que hacerlo? Está claro que no.

Pero es que era gratis. Y por eso fui yo.

h1

Empatheia

enero 19, 2007

¿Se trata de un tópico o realmente son las mujeres más solidarias que los hombres? En España, la vulnerabilidad social, la violencia, exclusión, drogadicción, prostitución… convierten a la mujer en uno de los principales colectivos necesitados de ayuda, al igual que fuera de nuestras fronteras. Muchas mujeres necesitan protección por el simple hecho de haber nacido mujeres. ¿Es esto lo que nos impulsa al altruismo?

Los datos numéricos corroboran la teoría. Del total de colaboradores activos en ONGDs, los porcentajes de voluntarias y temporales superan a los de los hombres. Éstos sólo cuentan con cifras más altas cuando hablamos de colaboradores contratados. Las mujeres comprenden mejor los temas de acoso sexual, maltrato o discriminación porque la mayoría se han visto afectadas de alguna manera.

Tradicionalmente, la “ayuda al prójimo” ha sido una acción correspondiente a la mujer, que siempre ha estado más implicada con el propio ser humano, debido a su rol histórico: labores del hogar, cuidar ancianos, niños y hasta al marido o pareja. A pesar de que actualmente estos esquemas están cayendo, en ellas se ha desarrollado más su tendencia a la ayuda. Tanto en el mundo del Voluntariado como en el campo “de lo social”: Trabajo Social, Enfermería, Pedagogía, Psicología, etc., siempre han participado más mujeres que hombres.

La fémina tiene más sensibilidad para captar las necesidades de los demás y, de modo natural, se siente inclinada a proteger al más débil. Esas cualidades son necesarias para la maternidad, que conlleva cuidado y ternura, lo que no sólo se práctica con el niño/a si no con los/as demás. Así como el hombre está preparado por la naturaleza para la paternidad, la mujer lo está para ser madre. Es cuestión no sólo fisiológica sino también psicológica.

 

Hay asociaciones cuyas actividades están exclusivamente dirigidas a las mujeres: victimas de malos tratos, en situación de marginación, etc. Está claro que siempre se ha de incluir a la mujer entre los grupos sociales más desfavorecidos. En el campo de las drogodependencias, por ejemplo, la mujer sólo llega al 17% de los/as drogodependientes, pero en cambio, en el mundo del maltrato, es la que lleva la peor parte, la mayoría de las veces por un problema de dependencia hacia el hombre.

Pero ni la educación ni la sociedad son las principales responsables. En el cerebro podría estar la clave. Las diferencias entre nosotros se encuentran en el lóbulo temporal del encéfalo. El cerebro femenino está más lateralizado hacia el hemisferio izquierdo, una zona especializada en el área de la comunicación. Por eso somos más perceptivas, más protectoras. En los hombres tiene más peso el hemisferio derecho con su capacidad para manejar el espacio y la abstracción de ideas.

Este es el motivo por el que las mujeres aprenden a leer antes o perciben mejor el talante de sus interlocutores, por qué hay más hombres dedicados a las matemáticas y la composición musical, por qué los juegos de los niños son más agresivos que los de las niñas, por qué las mujeres tienen más facilidad para los idiomas y hasta por qué los hombres son más competentes a la hora de aparcar un coche en espacios pequeños…

Un estudio realizado en Toronto revela que si bien los ejecutivos varones soportan mejor el estrés (algo muy valorado hasta ahora para puestos directivos), las mujeres mantienen mejores relaciones interpersonales y son socialmente más responsables que sus compañeros.

A pesar de que, afortunadamente, la diversidad humana nos obsequia con hombres solidarios y mujeres creativas, es un hecho que la empatía es una de las marcas de fábrica del cerebro femenino.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.