h1

Ariane

agosto 28, 2005


                                                      I
nteligencia y modernidad

                                                      Ariane (Love in the afternoon)

Dirección: Billy Wilder; Producción: Billy Wilder; Guión: Billy Wilder & I.A.L. Diamond; Basado en el libro de: Claude Anet; Música: Franz Waxman; Fotografía: William Mellor; Interpretación: Audrey Hepburn, Gary Cooper, Maurice Chevalier

    Una estudiante soñadora que aún no ha conocido el amor y un millonario con tantas conquistas en su haber como billetes en el banco. ¿Cómo podría surgir el romance entre ellos? Por ejemplo, si el padre de la chica es un detective privado que investiga a una de las amantes del millonario, si la chica conoce al dedillo los casos con los que trabaja su padre y si además nos encontramos ante una historia inteligentemente urdida y magistralmente dirigida por Billy Wilder.

  De la mano de un clavel blanco nos adentramos en esta deliciosa comedia, entretenida y divertida, pero profunda y emotiva a la vez que sorprendentemente moderna. Audrey Hepburn, Gary Cooper y Maurice Chevalier ofrecen unas actuaciones tan impecables como acostumbran.

  Ella, demostrando una vez más (bajo mi punto de vista) que no hay actriz que interprete mejor el papel de enamorada, y encarne con más credibilidad y sutileza las contradictorias consecuencias de tal sentimiento: la ilusión y la melancolía.

  Gary Cooper, en su atractiva madurez, nos conmueve cuando después de mostrar una y otra vez su superficial manera de entender el amor y la cantidad de mujeres que han pasado y pasan por su vida, exhibe el primer síntoma de poseer sentimientos más cimentados. Curiosamente gracias a una chica mucho más joven que él, y bastante menos frívola que sus habituales conquistas.

  Y Chevalier como un detective vocacional y un amoroso pero liberal padre. Los tres respaldados por secundarios entre los que destaca John McGiver, que consiguen acentuar la vertiente cómica del film.

  Diálogos brillantes, carcajadas aseguradas e inteligencia a raudales, en una película curiosa, original dentro de su propia época y considerablemente desconocida en nuestro país. La obra de un cineasta que suele conseguir el equilibrio justo entre romanticismo y humor, que emociona sin empalagar, que después de arrancar las lágrimas deja al espectador con una sonrisa en la boca y ganas de revisar los golpes cómicos de nuevo. 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                          

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Otra vez, una gran critica de una gran pelicula… se nota mucho que has disfrutado con ella y te emocionóPD: Mire a ver si esta mi zapatilla izquierda, la he perdido y no la encuentro…


  2. se nota  k te gusta el cine   felicidades x tu espacio



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: