h1

¡Rojilla!

julio 24, 2008

Porque estoy HARTA de quien insulta empleando los términos ROJO y FACHA sin tener ni puñetera idea de lo que está diciendo:

UN FACHA DE SIETE AÑOS

«Me interpela un lector algo –o muy– dolido porque de vez en cuando aludo a España como este país de mierda. El citado lector, que sin duda tiene un sentimiento patriótico susceptible y no mucha agudeza leyendo entre líneas, pero está en su derecho, considera que me paso varios pueblos y una gasolinera. Le extraña, por otra parte, y me lo comunica con acidez, que alguien que, como el arriba firmante, ha escrito algunas novelas con trasfondo histórico, y que además parece complacerse en recuperar episodios olvidados de nuestra Historia en esta misma página, sea tan brutal a la hora de referirse a la tierra y a los individuos que de una u otra forma, le gusten o no, son su patria y sus compatriotas.

La verdad es que podría, perfectamente, escaquearme diciendo que cada cual tiene perfecto derecho a hablar con dureza de aquello que ama, precisamente porque lo ama. Y que cuando abro un libro de Historia y observo ciertos atroces paralelismos con la España de hoy, o con la de siempre, y comprendo mejor lo que fuimos y lo que somos, me duelen las asaduras. Aunque, la verdad, ya ni siquiera duelen. Al menos no como antes, cuando creía que la estupidez, la incultura, la insolidaridad, la ancestral mala baba que nos gastamos aquí, tenían arreglo. La edad y las canas ponen las cosas en su sitio: ahora sé que esto no lo arregla nadie. España es uno de los países más afortunados del mundo, y al mismo tiempo el más estúpido. Aquí vivimos como en ningún otro lugar de Europa, y la prueba es que los guiris saben dónde calentarse los huesos. Lo tenemos todo, pero nos gusta reventarlo. Hablo de ustedes y de mí. Nuestra envilecida y analfabeta clase política, nuestros caciques territoriales, nuestros obispos siniestros, nuestra infame educación, nuestras ministras idiotas del miembro y de la miembra, son reflejo de la sociedad que los elige, los aplaude, los disfruta y los soporta. Y parece mentira. Con la de gente que hemos fusilado aquí a lo largo de nuestra historia, y siempre fue a la gente equivocada. A los infelices pillados en medio. Quizá porque quienes fusilan, da igual en qué bando estén, siempre son los mismos.

Pero me estoy metiendo en jardines complejos, oigan. El que quiera tener su opinión sobre todo eso, acertada o no, pero suya y no de otros, que lea y mire. Y si no, que se conforme con Operación Triunfo, con Corazón Rosa o con Operación Top Model, o como se llamen, y le vayan dando. Cada cual tiene lo que, en fin, etcétera. Ya saben. Por mi parte, como todavía me permiten y pagan este folio y medio de terapia personal cada semana –es higiénico poder morir matando–, me reafirmo un día más en lo de país de mierda. Y lo voy a justificar hoy, miren por donde, con una bonita anésdota anesdótica. Una de tantas.

Verán. Un niño de siete años, sobrino de un amigo mío, observando hace poco que varios de sus amigos llevaban camisetas de manga corta con banderas de varios países, la norteamericana y la de Brasil entre ellas –algo que por lo visto está de moda–, le pidió al tío de regalo una camiseta con la bandera española. «Van a flipar mis amigos, tito», dijo el infeliz del crío. Según cuenta mi amigo, el sobrinete bajó al parque como una flecha, orgulloso de su prenda, con la ilusión que en esas cosas sólo puede poner una criatura. A los diez minutos subió descompuesto, avergonzado, a cambiarse de ropa. El tío fue a verlo a su habitación, y allí estaba el chiquillo, al filo de las lágrimas y con la camiseta arrugada en un rincón. «Me han dicho que si soy facha o qué», fue el comentario.

Siete años, señoras y caballeros. La criatura. Y no en el País Vasconi en Cataluña, ni en Galicia. En la Manga del Mar Menor, provincia de Murcia. Casualmente, y sólo una semana después de que me contaran esa edificante historia infantil, otro amigo, Carlos, gerente de un importante club náutico de la zona, me confiaba que ya no encarga polos deportivos para sus regatistas con el tradicional filetillo de la bandera española en las mangas y en el cuello. «En las competiciones con clubs de otras autonomías –explicó– están mal vistos.»

Dirán algunos que, tal y como anda el asunto, podríamos mandar a tomar por saco ese viejo trapo y hacer uno distinto. Al fin y al cabo sólo existe desde hace dos siglos y medio. Podríamos encargarle una bandera nueva, más actual, a Mariscal, a Alberto Corazón, a Victorio o a Lucchino. O a todos juntos. Pero es que iba a dar igual. Tendríamos las mismas aunque pusiéramos una de color rosa con un mechero Bic, un arpa y la niña de los Simpson en el centro; y en las carreteras, el borreguito de Norit en vez del toro de Osborne. El problema no es la bandera, ni el toro, sino la puta que nos parió. A todos nosotros. A los ciudadanos de este país de mierda.»

ARTURO PÉREZ-REVERTE

Anuncios

13 comentarios

  1. Se le ha olvidado mencionar que en paises como America o Irlanda (donde vivo), oir el himno nacional significa ponerse en pie con respeto. cuando llegue aqui y tocaban banda en los bares, la ultima pieza era siempre el himno nacional, que indicaba que ya no se cantaria mas y que la noche habia llegado a su fin. Y todo el mundo debia ponerse en pie. Pobre del que se quedara sentado, señal irrespetuosa. La bandera de tu pais debe ser tu orgullo, no tu vergüenza!
    Lo peor es que los que llaman fachas a otros sin saber, solo por elegir un color, una bandera o en muchos casos, unas ideas, son los que no vivieron en aquella epoca y los que ni siquiera han leido la historia de España. Aquellos que ni siquiera han llegado a esos capitulos de los libros de historia del cole.


  2. Hombre, orgullo tampoco…

    Veo que te has puesto de mala leche pero me habría gustado más una explicación de tu puño y letra, seguramente más elevada que la de Reverte que es un pelín pesado.

    Pero sí, este es un país de la puta mierda…aunque tenga muchas cosas que me hacen preguntarme si acaso podría vivir en otro.


  3. El caso es que to dios se viene a España y pocos son los que aguantan fuera, aquí dicen que es donde mejor se come y mejor se vive… no lo he comprobao personalmente respecto a otros paises pero es lo que dicen hasta los guiris más chovinistas.
    En España hay mucho idiota (idiota español), si vas a Francia habrá tantos idiotas como aquí (o más) solo que esos son franceses, si vas a Italia lo mismo, pero idiotas italianos, Corea, USA, Rumanía…

    ale


  4. También hay idiotas españoles en francia y mongolos italianos en españa….es la transnacionalidad del cretino.


  5. Niña, te he premiado como “weblog brillante”. Más info en mi blog. Un besuco


  6. Me encanta la política y la sociología, pero evito hablar de ello en mi blog precisamente por subnormales y incultos como los padres de los niños del texto. Si tuvieramos unos políticos inteligentes e intelectuales otro gallo nos cantaría,pero cada gobierno es el reflejo de sus gobernados…es decir,la plebe española (aquí incluyo abasolutamente a todo habitante de España)es una amalgama de envidiosos,incultos,prepotentes e hipócritas. Ello no implica que España sea un país de mierda,más bien es un país de mierdas…
    Poniendo un ejemplo de hasta donde llega la estulticie (tanto de izquierdas como de derechas,sus extremos),el otro día me dió por gritar efusivamente:VIVA ESPAÑA!!! y un amigo mío de toda la vida,en contraposición a mí me suelta un:Arriba Zapatero!!!
    Es decir,ya se da por sentado que uno de izquierdas tiene que ir en contra de la idea de nación española. Hay mayor disparate??Bueno,habría que analizar eso de que Zapatero es realmente de izquierdas.
    En resumidas cuentas, decir España es decir el común de los españoles,todos y cada uno de nosotros,con sus siglos de Historia,con sus luces y sus sombras,pero no debe ser motivo de vergüenza,mucho menos de burla.Os recomiendo que escuchéis ”Mi país”de Nach.
    ARRIBA ESPAÑA!!!xD


  7. El problema de todo esto viene de un régimen que se apropió en exclusiva durante casi 40 años de lo que era ser español y el que no comulgaba con ello no lo era. Ahí está la anécdota de cuando Franco dijo de Berlanga que era un mal español por el cine que hacía.

    Así que cuando surgen los movimientos antifranquistas, algunos de ellos tienen un cierto aire antinacional por la identificación tan estrecha que se había producido entre Régimen y nación. De este modo se pretendía romper con todo ello (ahí está el caso del origen de ETA, entre otros motivos).

    Como dice el refrán, de aquellos polvos surgieron estos lodos, y es que 40 años no se olvidan tan fácilmente. No obstante, hay gente por ahí que lleva colores patrios en sus vestiduras y coches y son unos fascistas de abrigo, no todo son niños inocentes que se divierten con los emblemas de su país.

    Con Pérez Reverte suelo estar de eacuerdo, pero aquí se ha creído en posesión de la verdad absoluta y se ha excedido con la razón. Una vez oí a alguien decir que quien no conoce más que su país ni siquiera conoce su propio país. Aún con las peculiaridades de España, no hay más que salir al extranjero para poder comparar y ver que en todas partes cuecen habas.


  8. Buen comentario de Putas en un tren, es que esa es la verdadera justificación. Es una pena que no podamos mostrar orgullosos nuestros colores o bandera… en fin… pero si que es comprensible el tema


  9. Es significativo que la ideología o el lugar de nacimiento sean utilizados como insultos recurrentes en España. Creo que es debido al proceso de constante reafirmación de la identidad española, tradicionalmente asociada a la derecha y poco o nada reivindicada por la izquierda en un incomprensible ejercicio de dejadez.
    Yo soy de izquierdas sin medias tintas, catalán y no tengo incoveniente en proclamar mi apego a España, aunque la bandera que siento como propia no es la que mencionas.
    Desde estos condicionantes comparto tu hartazgo por una determinada manera de entender España que consiste en la negación del otro, su exclusión por causa de sus ideas u origen.
    Contra todo delirio étnico-nacionalista, incluído el español, quiero recordar el proyecto luminoso de la II República, el último gran intento de consolidar una identidad española sobre la cultura y la educación. Desgraciadamente no fue posible por la intrasigencia sanguinaria de quienes consideraban a España su cortijo, y los numerosos e imperdonables errores de la izquierda.
    Pero yo no pierdo la esperanza de ver algún día la III República, en la que todos los ciudadanos gocen de los mismos derechos y obligaciones, sin apelaciones estrafalarias a fueros medievales con peligrosas derivas de confrontación, ni salvadores de esencias patrias que desencadenen cruzadas justicieras.
    Salud y República!


  10. Estoy en conformidad con lo que dice Jovekovic,pero discrepo en lo que respecta a la Segund República,pues hubo una exclusión sanguinaria del contrario por ambas partes,una intransigencia política que nunca conduce a algo bueno.


  11. el capi5:
    Desde luego se produjeron situaciones terribles de represión en las dos zonas, pero cabe recordar que en la zona controlada por el gobierno legítimo, quiero recordar esta condición, se produjo un demoronamiento de la capacidad coactiva del Estado y, por tanto, no es atribuible al gobierno de la República esa represión. Desde luego esto no hace menos atroz la matanza de Paracuellos, por poner un ejemplo conocido de todos. Pero hay que decir que quienes se sublevan son los fascistas contra un gobierno democrático, aunque ese gobierno tuviera más fallos que una escopeta de feria, y que, a diferencia de la zona gubernamental, en la zona controlada por la sublevación, se reprime desde el principio por parte de las instituciones, de manera perfectamente planificada -así lo admite incluso Salas Larrazábal, poco sospecho de izquierdismo-,
    y este es un matiz de una importancia capital.
    No me parece que deba extenderme más y abusar de la hospitalidad de “Laudrey”, pero quedo a tu disposición para continuar intercambiando opiniones sobre este tema a través del mail. Será un placer para mí.
    Salud!


  12. Yo encantada de que mi blog se convierta en un espacio de debate sobre un tema tan interesante. Así que no os cortéis 🙂


  13. jvekovic:
    Nada que objetar a tu exposición,son hechos objetivos y a mi juicio irrefutables,de los cuales somos conscientes todos aquellos que conocemos un poco la Historia de nuestro país.
    No obstante estarás en conformidad conmigo cuando digo que no es lógico ni justo que en la actualidad no gocemos de la suficiente madurez política y democrática como para poder discernir entre las facciones políticas de aquél entonces de las de ahora. Mucho más cuando por hacer gala de un sentimiento patrio enseguida te etiquetan…
    Finalmente,debo decir que si los fachas y los rojos de hoy en día realmente se escucharan se quedarían de piedra ante las similitudes que presentan sus postulados,para mí el ochenta por ciento de sus posturas coinciden en el fondo y en la forma.
    Gracias laudrey.
    Saludos a todos!!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: